• David Placer

Venezuela se maquilló

Esta semana hemos vuelto a conocer tres noticias que contradicen la campaña de marketing “Venezuela se arregló” orquestada desde Miraflores. Los medios de comunicación reseñan el cierre de Movistar TV, el servicio de televisión por suscripción que dejará de funcionar en diciembre. También cierra oficinas el canal colombiano NTN24 y clausura el mítico restaurante Fridays. Días antes conocimos que la cosmética Avon también abandona Venezuela, no sin antes informar que deja la operación en manos de una “empresa de capital venezolano”.


La historia ya la conocemos. Las empresas productivas cierran sus puertas y dejan el negocio en manos de sociedades opacas, incapaces de dar la cara.


Desde Las Mercedes (Caracas), la burbuja mayor de la economía venezolana, me informan que también hay una ola de cierres de un modelo comercial masivo que se vendió como la solución a la recuperación económica: los bodegones, esos establecimientos que venden a precio de oro cualquier producto importado que cuadriplica y quintuplica los precios de venta en sus países originales. Los cierres coinciden con la huida masiva de venezolanos que llegan en inmensas caravanas a pie, como nunca en la historia, a Estados Unidos.


La campaña “Venezuela se arregló” comienza a mostrar todas sus grietas de forma descarnada. Pero la campaña sigue y la misma semana en que conocimos que Conviasa, la mayor aerolínea del chavismo afectada por la detención de su avión y de su tripulación en Argentina y acusada de facilitar operativas terroristas con grupos iraníes, estrenará nuevo uniforme. Ahora sus azafatas lucirán como ”misses” porque Osmel Sousa, el expresidente de Miss Venezuela, diseñará el vestuario y el estilismo.


Es decir, la línea que esta semana dejó en tierra a cientos de viajeros, que está siendo acusada de nada menos que cooperar con grupos terroristas, se mostrará más radiante y más maquillada que nunca. La empresa de los aviones chatarra es hoy una copia calcada a la Venezuela chavista. No se arregló ni realmente mejoró. Sólo se maquilló.