• David Placer

España y los refugiados venezolanos

En las últimas semanas he recibido varias quejas de venezolanos refugiados en España. Denuncian la mala atención en los refugios, de la comida de mala calidad y de un trato altivo por parte de los funcionarios españoles que les dan techo y comida mientras cursan su petición de asilo político.

España recibió el año pasado a unos 40.000 venezolanos que solicitaron asilo político. Gracias a una reforma legal reciente, los venezolanos cuya solicitud de asilo política es denegada, obtienen la residencia por razones humanitarias que da derecho a trabajar de forma inmediata y a entrar en el sistema público y universal de salud. Mientras solicitan asilo, los venezolanos (y los solicitantes de otras nacionalidades) tienen derecho a vivir en un refugio donde reciben tres comidas de forma gratuita, atención médica y dinero para los gastos de transporte.

Con el tiempo, también pueden acceder a una vivienda gratuita y a recibir dinero para el pago de una habitación, alimentos básicos y hasta gastos para el aseo personal, aunque la ola de solicitudes recientes ha dificultado ese acceso.

En la medida en que iba recibiendo los mensajes y los correos con las denuncias de los venezolanos no podía dejar de pensar qué trato reciben los refugiados venezolanos en otros países. ¿Cómo reciben en Perú y en Ecuador a nuestros refugiados que llegan a pie o en bus? ¿Qué les sucede en Estados Unidos cuando terminan en la cárcel? ¿Qué trato reciben por parte de los carceleros?

España ofrece techo y comida, pero la queja es que no es de calidad. Les otorga cursos gratuitos para la inserción laboral pero la denuncia es que no sirven para encontrar trabajo. Concede viviendas, con gastos de comida y personales incluidos, pero denuncian al Estado cuando les retira estas ayudas. Al margen de las carencias y de algún posible maltrato o abuso, la pregunta no deja de rondarme la cabeza: ¿Estamos en condiciones de quejarnos por el trato, la comida gratuita y el techo que recibimos en España cuando nuestros paisanos son discriminados y rechazados en América Latina y apresados en Estados Unidos?


© 2020 David Placer