• David Placer

De “El Caracazo” a “El Madurazo”

El inicio del chavismo comienza tal día como hoy, un 27 de febrero, hace 32 años con “El Caracazo”. Los saqueos generalizaros ocurrieron tras un aumento de la gasolina de 30 céntimos el litro aplicada por el presidente Carlos Andrés Pérez. La subida de precios fue el símbolo de “El paquete”, un plan de corrección económica que encendió el país y abonó el terreno para el surgimiento del chavismo.


Los medios de comunicación se hacían eco del creciente malestar social y del inicio de la escasez de alimentos en un país en el que el salario mínimo era de 118 dólares. Treintaidós años después, el salario mínimo se ubica por debajo de un dólar y el litro de gasolina en Venezuela se vende en hasta tres dólares en algunas gasolineras del país. Pero, a diferencia de los años de democracia del gobierno de Pérez, las protestas se han aplacado. Ya no hay saqueos ni Caracazos. Ahora, los poderosos que entonces eran los agitadores, impiden cualquier conato de protestas.


El pueblo venezolano ha aceptado uno de los mayores precios de la gasolina de la región y los alimentos importados se venden en dólares en supermercados, bodegones y grandes cadenas al triple del precio en el que se venden en sus países de origen. Es “El Madurazo”, que ha sido aceptado silenciosamente por un país cada vez más empobrecido, silenciado y sometido.


Ya nada pasa en ese país en el que quien protesta termina preso, exiliado o muerto. Ahora los alborotadores están en el poder dolarizando la economía, generando la mayor inflación del mundo y aplicando medidas económicas antagónicas a su supuesto ideario político.